TODO LO QUE SIEMPRE QUISISTE SABER SOBRE KYC PARA FINTECHS EN EUROPA* (*PERO TENÍAS DEMASIADA PENA DE PREGUNTAR)

photo-1524578271613-d550eacf6090
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Probablemente estés pensando "No, no otro artículo de cumplimiento 😱!" ¡pero este es diferente! Éste sí te va a gustar. Ahí te va una historia: probablemente te suena el nombre de uno de los criminales más notorios de la historia, Al Capone. Si es así, sabes que cuando finalmente fue juzgado por sus delitos, el único por el que fue condenado fue por EVASIÓN DE IMPUESTOS.El imperio billonario (en valor presente) que había adquirido de actividades ilegales como el contrabando, apuestas, la extorsión, entre otros, podrían haber servido como evidencia, pero no pudieron encontrar el dinero en ninguna parte. Capone lo había escondido estratégicamente a través de negocios cuya procedencia no se podía comprobar. Uno de los esquemas más famosos usados por Capone eran lavanderías donde sólo aceptaban efectivo, donde - sí, lo adivinaste - se originó el término "lavado de dinero". 

Con la reciente llegada de las monedas virtuales, la banca en línea y el comercio electrónico, los esquemas se han vuelto mucho más complejos. Sin embargo, el lavado de dinero y la evasión fiscal siguen siendo una de las mayores amenazas para el sistema financiero. Con el fin de evitar tales impactos, la UE ha estado promoviendo regulaciones específicas en los últimos 10 años para reducir este riesgo. ¿Por qué esto es relevante para ti? Bueno, si estás dirigiendo una empresa FinTech en un país europeo o planeas expandirte allí, prevé ser impactado directamente: tienes que cumplir con las regulaciones o estar preparado para hacer frente a las multas si no cumples - incluso peor, una suspensión de operaciones... Pero no te asustes: para evitar esto, todo lo que necesitas es entender las bases de lo que necesitas hacer para cumplir con las regulaciones locales. ¿Listo para un clavado?   

Conoce a tus nuevos mejores amigos, AMLD y PSD2 

AMLD y PSD2 son dos acrónimos tediosos que representan dos directivas importantes que afectan a todos los que manejan una FinTech. Son las siglas de las Directivas Anti Lavado de Dinero (AMLD) y la Segunda Directiva de Servicios de Pago (PSD2).

Las AMLD son un conjunto de requisitos regulatorios emitidos por la UE que contienen normas para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo por parte de los estados miembros de la UE. Su objetivo principal es proteger el sistema financiero mediante la aplicación de procedimientos para la prevención, detección e investigación del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Las AMLD son adecuadas para las instituciones de crédito y financieras, ciertos profesionales del derecho como auditores, notarios, proveedores de servicios fiduciarios o empresariales, personas que comercian con bienes a cambio de pagos realizados o recibidos en efectivo por un importe total de €10,000 o más, y proveedores de servicios de juegos de azar. 

La PSD2 es la Segunda Directiva sobre Servicios de Pago, diseñada por la UE para revolucionar la industria de los pagos, influyendo en la forma en que pagamos en línea así como en la información que vemos al completar un pago. La PSD2 también requiere de controles de identidad más sólidos como KYC, especialmente cuando se trata de transacciones más onerosas.

OK, está bien, pero ¿qué es KYC? Ta-da!! nuevo acrónimo: KYC, que significa "Know Your Customer" o “Conoce a tu Cliente”, es el primer paso de los procedimientos AML (anti-lavado de dinero). Es la práctica que llevan a cabo las empresas para verificar la identidad de sus clientes en cumplimiento de los requisitos legales. En pocas palabras, verificar que tus clientes son realmente quienes dicen ser. Este proceso asegura que el usuario que quiere ser cliente de una empresa demuestre legalmente su identidad. 

Existen varios métodos sencillos que pueden aplicarse en los que el usuario presenta documentos de identidad, que deben ser autenticados, y una imagen o un vídeo de su rostro (en algunos casos de las yemas de los dedos), además de otras pruebas biométricas y controles de seguridad. 

No todas las verificaciones de KYC cumplen con los requisitos legales en Europa. Por ejemplo,  las soluciones de identificación basadas en la autoidentificación (lo que significa que se pide al usuario que envíe una foto de su rostro para asegurarse de que coincide con la foto del documento de identidad) no cumplen con el KYC/AML en la UE. La última versión de las AMLD, bajo el nombre de AMLD5 (sí, porque es la quinta edición) establece que tienen una débil fiabilidad y no se ajustan a los requisitos exigidos por la legislación. La buena noticia es que la AMLD5 introdujo una nueva regulación el año pasado llamada eIDAS (el acrónimo en inglés de los servicios de autenticación de identificación electrónica y confianza), que permite otros métodos de identificación reconocidos que proporcionan seguridad equivalente a la presencia física,como el reconocimiento de vitalidad, también conocido como prueba de vitalidad. 

Los neobancos, las empresas de préstamos, el comercio electrónico, por nombrar algunos, son algunas de las industrias que ahora tendrán que cumplir con el KYC; así como la emisión de las Criptomonedas (intercambios) que tuvo un gran impacto en el AMLD5 al establecer que todos los estados miembros de la UE deben aplicar las regulaciones del AML cuando se trata de la cripto. Estos intercambios ahora no sólo requerirán seguir las reglas KYC sino también monitorear las transacciones de los clientes y reportar actividades sospechosas. De esta manera, se asegurará que son legítimos y que no intentan abusar de la plataforma de forma maliciosa.

Entonces, como una Fintech, ¿qué tengo que hacer?

Las Fintechs que operan en la UE necesitan cumplir con las regulaciones básicas de KYC/AML, que se pueden resumir en 3 pasos: 

  1. Asegurarse de que su usuario proporcione un documento auténtico para verificar su identidad;
  2. Asegurarse de que es la misma persona que figura en el documento proporcionado ejecutando una prueba de vitalidad;
  3. Confirmar que los usuarios no estén en las listas internacionales de vigilancia contra el lavado de dinero o en las listas negras.

Tan simple como suena, puede ser un proceso tedioso de llevar a cabo sin las herramientas adecuadas. Afortunadamente, la tecnología ha evolucionado mucho en los últimos años, y los procesos de verificación de identidad hicieron lo mismo, ayudando a resolver cualquier fricción potencial para los usuarios. Hay mucho revuelo sobre los diversos proveedores de servicios especializados en la verificación de identidad con inspecciones KYC/AML, pero te dejaré tomar esa decisión a ti. Sin embargo, te recomiendo que compruebes de primera mano que el cumplimiento ofrecido está a la altura de tus estándares y requisitos (para más información sobre cómo elegir una buena solución de verificación de identidad, consulta este artículo: 5 preguntas que debes hacer a su proveedor de verificación de identidad). 

La pandemia global que estamos enfrentando ahora implica un gran desafío para las organizaciones que deben cumplir con las regulaciones KYC - al menos, para las que no estaban preparadas para digitalizar sus operaciones. Mientras que muchas empresas se han adaptado a los procesos digitales y de cumplimiento, muchas otras no lo han hecho y, por lo tanto, han visto una pérdida sustancial de clientes durante este tiempo. Las principales instituciones financieras, como los bancos, están luchando por mantener estos procesos en funcionamiento durante esta crisis, lo que debería ser una revelación sobre lo poco preparado que estaba el mundo entero para COVID-19. La verdad es que el registro de los clientes no debería detenerse por completo cuando ocurra una pandemia.Sin embargo, esto debe ser tomado como una lección de que ser capaz de registrar digitalmente a nuevos clientes es clave, así como lo es el seguimiento de las normas destinadas a prevenir delitos como la evasión fiscal y el lavado de dinero, sin importar la situación, ya sea una pandemia o cualquier otra crisis mundial. 

Conclusiones: Las regulaciones KYC/AML pueden ser difíciles de entender, pero es una gran manera de proteger tu negocio de actividades maliciosas. Especialmente en estos tiempos en los que el fraude se está disparando en todo el mundo, sobre todo debido a la creciente incertidumbre que surge de la pandemia COVID-19, que tiene a los estafadores cada vez más creativos y a las empresas estafadoras a diestra y siniestra. Por ello, la aceleración de procesos como el cumplimiento totalmente digitalizado y sin interrupciones debería ser algo indispensable en tu agenda. Si te preguntas por dónde empezar, nuestros consultores KYC están aquí para ayudarte! 

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario:

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro blog